Pagina Principal

   
 


 

 

Pagina Principal

Libro de visitantes

apreh remodela su instalacion

FOTOS DE APREH EN LA ACTUALIDAD

ACERCA DE NOSOTROS!

VIDEOS DE ASOCIACION

EJEMPLOS

 


     
 

Con mucho respeto


/verde/home/laprensa/fotos/20497.jpg
Las personas con discapacidades poseen habilidades para ser productivos en la sociedad. Aprendamos a convivir con ellos.
San Pedro Sula. Cada ser humano, hombre o mujer, nace con los mismos derechos, pero no todos reciben de la vida las condiciones físicas normales, este grupo especial de ciudadanos no debe ser tratado con lástima sino con respeto, para construir un mundo donde se pueda convivir en paz.

 

En otras ocasiones la incapacidad llega por un accidente, por vejez o enfermedad y entonces las condiciones cambian, pero las limitaciones, de naturaleza o por otro motivo, nos ubican frente al reto de practicar la solidaridad y respeto para quienes son diferente a nosotros.

 

La insensibilidad causa intolerancia, malos tratos, injusticia y a las limitaciones físicas se puede añadir heridas sicológicas, como humanos responsables nuestra respuesta ante los discapacitados no es la burla sino la comprensión y asistencia.

 

AMBIENTES

 

En el hogar, entre hermanos y demás parientes debe iniciar el respeto, en ese espacio íntimo se vive por primera vez la convivencia con nuestros familiares discapacitados, ayudándoles y proporcionándoles las condiciones necesarias para superar o sobrellevar en condiciones humanas sus limitaciones.

 

Las burlas de los escolares hacía sus compañeros con incapacidades motoras no siempre es resultado de la simple maldad, sino por falta de educación en valores, por eso sigue siendo importante el papel de los maestros en orientar y promover, no aislando, la relación mutua y compañerismo entre niños normales y especiales.

 

Los años pasan y llega la vejez, se pierden facultades físicas y mentales, el aislamiento y falta de atención son los caminos fáciles, pero la virtud de una familia responsable es cuidar con amor y suplir las necesidades de sus familiares ancianos para que sus días finales sean agradables, en armonía y paz.

 

RETOS

 

En nuestro medio es común encontrar tanto niños como ancianos incapacitados deambulando por las calles y pidiendo limosnas en lugares públicos o apostados en las aceras. Los asilos están llenos de personas de la tercera edad quienes han sido abandonados por sus familiares, sumando a su carga física el abandono que genera tristeza y decepción.

 

Todos los incapacitados tienen derechos y además gozan de prebendas que les ayudarán a sobrellevar sus dificultades. Una mano para ayudar a un ciego o un anciano, un minuto de nuestro tiempo para colaborar con un discapacitado a bajar el autobús, una visita a los centros hospitalarios o especializados donde atienden a niños con limitaciones físicas y mentales son conductas propias para construir la cultura de paz y amor.

 

PARA SABER

 

"Dentro de los derechos individuales, la Constitución de Honduras, en el artículo 68 expresa que "Toda persona tiene derecho a que se respete su integridad física, psíquica y moral".

 

ACTITUD CON LOS DISCAPACITADOS

 

1. Ayudarles en el cruce de una calle.

2. Respetar el espacio habilitado para ellos en centros comerciales.

3. Cuidar sus derechos laborales como cualquier otro empleado.

4. Incluirlos en los grupos de juego y trabajo de la escuela o colegio.

5. No burlarse de sus limitaciones sino ayudar a superarlas.

6. No tratarlos con lástima sino con respeto.

7. Entender que no estamos incapacitados para demostrar tolerancia hacia sus limitaciones.

 

SERVICIOS

 

Apreh

Asociación de Personas con Retos Especiales en Honduras.Alberto Izaguirre, coordinador. Teléfono 565-9252. 




cortesia: www.laprensahn.com